El aislamiento térmico puede hacer que una vivienda sea mucho más valiosa

Para reformar un piso una de las mejores cosas que se pueden hacer es dotarle de aislamiento térmico de la fachada. Los edificios antiguos no suelen estar hechos de materiales que guarden el calor, por lo que este es uno de los principales puntos a mejorar.

Esto hará que sea más confortable para los habitantes de la casa, y además reducirá los costes en calefacción y aire acondicionado.

Reformar un piso con aislamiento térmico:

La solución para las paredes frías

Esto consiste en cerrar los puntos por los que se escapa el calor, y también, por lo que el frío penetra en el interior de la casa. De esta forma también conseguimos eliminar las humedades por condensación de agua en la infraestructura de la vivienda.

Sistema SATE

El sistema SATE (Sistema de Aislamiento Térmico del Exterior) es uno de los métodos usados por Aisla Hogar para reformar un piso por medio del aislamiento térmico de la fachada. Este método se basa en encolar la fachada, aplicar un material aislante como la lana de roca Rockwool y fijarlo con anclaje en barras.

Con el sistema SATE se consigue no alterar en absoluto la estética de la fachada respetando su aspecto. También se consigue un gran aislamiento acústico para mayor confort de los inquilinos.

Aislamiento térmico de la fachada

Se adhiere sobre la pared una capa hecha con paneles de lana de roca, esto va cubierto con un revestimiento de cerámica. Con esto conseguimos un aislamiento térmico de la fachada mediante la camara de aire que se crea entre ambas partes.

Estos métodos que te proporciona Aísla Hogar son tremendamente duraderos al carecer de todo tipo de mantenimiento, y sirven como protección de la estructura interna del edificio haciendo que su vida útil sea mucho más larga.

Aceptar

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.