¿Qué es el aislamiento insuflado?

Hablamos de este tipo de aislamiento cuando nos referimos a rellenar las cámaras de aire de los muros con material aislante. Esto se realiza mediante inyección o insuflado. A través de una pequeña cavidad en la pared se introduce el aislamiento, posteriormente, se tapa el orificio. Sencillo, ¿verdad?

¿Porqué se lleva a cabo este tipo de aislamiento?

Evidentemente, el uso de este tipo de aislamiento cuenta con multitud de ventajas que harán de su hogar un lugar más confortable, además, su bolsillo también lo notará.

El auge de la preocupación por la eficiencia energética viene, en cierta medida, propiciado por los certificados de eficiencia energética, con los cuales se tienen acceso a determinadas subvenciones.

Además hablamos de un método eficaz, sencillo y económico, no solo a la hora de instalarlo, a posteriori también notarás un gran ahorro en la factura de la luz, ya que este tipo de viviendas necesitan menos calefacción (en el caso del invierno) o aire acondicionado (en verano).

Mejora la calificación energética del hogar gracias a Aislahogar, empresa líder en el sector del aislamiento insuflado.

¿Cómo se realiza?

Como decíamos anteriormente, se inserta el material aislante con insuflado mediante pequeñas cavidades. Pero antes; debemos asegurarnos de que la vivienda cuenta con cámara de aire. Esto podremos hacerlo consultándonos o gracias a los planos de la vivienda.

Edificios antiguos

También hay que tener en cuenta que, si la vivienda tiene más de 100 años; probablemente esté protegida patrimonialmente.
Además, las edificaciones antiguas con muros de carga de distintos materiales o aparejos, como piedra o ladrillo, no suelen tener cámara de aire.

Edificios más modernos

Desde los años noventa, es bastante común que la cámara lleve algún tipo de aislamiento en su interior. Este aislamiento puede ser de poliuretano proyectado, pero si su vivienda se construyó hace menos de 15 años; lo normal es que cuente con un panel aislante. En estos casos sería mejor contar con un sistema SATE (sistema de aislamiento térmico exterior), o incluso con fachada ventilada.

Podemos determinar o sospechar que la cámara esté vacía si es de ladrillo y está realizada entre los años 20 y los años 80.

¿Cuándo es recomendable el aislamiento mediante insuflado?

Para responder a esta pregunta debemos conocer, un poco por encima, los métodos más comunes de aislamiento.

Otros tipos de aislamiento

Puede consultar todos y cada uno de los tipos de aislamientos que realizamos en nuestra sección de SERVICIOS.

SATE 

El sistema SATE es más económico que la fachada ventilada y es un tema que hemos tratado anteriormente en nuestra web. Para conocer más sobre este sistema haga clic aquí.

Fachada ventilada

Consiste en añadir al muro un aislamiento térmico por el exterior más una capa de acabado compuesta de un material rígido formado, generalmente, por paneles de multitud de materiales (aluminio, acero, zinc, cerámica, etcétera).

Dota a la fachada de unas cualidades mecánicas impermeables y estéticas, difícilmente asequibles de otra forma.

Trasdosado interior de la fachada

Esta es la alternativa menos recomendable. El aislamiento funciona mejor en exterior que en interior. Sin duda, es una solución viable si quieres aislar un piso de forma independiente al resto del bloque, este no cuenta con cámaras de aire en los muros y además quieres mantener la estética exterior.

¿Y el aislamiento insuflado?

Este tipo de aislamiento es mucho menos invasivo que el trasdosado. Es bastante recomendable cuando no podemos aislar mediante SATE.

El insuflado es ideal para fachadas con algún tipo de acabado. Por ejemplo, una fachada con ladrillo visto, donde no querríamos tocar la estética, no se verá afectada y quedará aislada.

¿Sientes curiosidad por los materiales que utilizamos en nuestros trabajos de aislamiento insuflado? Pincha aquí para conocerlos.

Ventajas y desventajas del aislamiento insuflado

Ventajas

  • No disminuye la superficie útil de la edificación.
  • No modifica la estética de la fachada.
  • Se puede realizar tanto por el interior como por el exterior.
  • Precio económico.
  • No modifica la impermeabilidad del muro.

Desventajas

  • No evita los puentes térmicos.
  • La modificación futura de dicho aislamiento es compleja.
  • El espesor del aislamiento está condicionado por el de la cámara.

La eterna pregunta; ¿Es malo tapar la cámara de aire?

La cámara de aire tenía dos funciones:

  1. Ensanchamiento de los muros para mostrar cierto estatus.
  2. Condensación interna.

El grave problema de las cámaras de aire (y de esa condensación interna) es que son un foco de humedad y suciedad, y no cumplen una función realmente útil. Por lo que no, no es malo taparlas, es más; recomendamos hacerlo para evitar humedades.

Si te ha gustado el post; no olvides dejarnos un comentario 🙂

Aceptar

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.