Dotando a tu vivienda con aislamiento insuflado puedes reducir significativamente tus gastos en luz

El ahorro en calefacción con aislamiento insuflado es una de las mejores medidas que puedes tomar a la hora de reducir tus facturas en invierno. En estos meses del año es donde más gastamos a la hora de mantener nuestro hogar caliente, el aislamiento insuflado es la mejor medida que puedes tomar para mantener la temperatura del hogar de forma estable sin usar aparatos eléctricos o calderas.

Se trata solo de una pequeña inversión que se amortiza en un máximo de 5 años aproximadamente. Esto se debe a que el ahorro en calefacción con aislamiento insuflado es más que significativo, sin contar con que también mantiene el hogar fresco en los meses calurosos.

Ahora puedes revalorizar tu hogar con aislamiento térmico. Además de las muchas ventajas que aporta a la estructura de la vivienda y su seguridad hacia diferentes ataques como incendios, humedades y hongos, tu hogar será más respetuoso con el medio ambiente y más eficiente en cuanto a su uso de energía lo que reducirá tus impuestos y puede aportar valor extra a la vivienda.

Amortización del aislamiento térmico

  • El ahorro en calefacción con aislamiento insuflado supone hasta un 50% en las facturas de luz y gas.
  • El gasto en aparatos de aire acondicionado en los meses de verano puede llegar a verse reducido hasta en un 40%, algo muy importante si se vive por ejemplo en Sevilla o sus alrededores.
  • Con aislamiento insuflado podemos obtener en tu vivienda una buena calificación energética en el certificado energético de edificios, lo que reduce el pago en impuestos al tener un hogar más respetuoso con el medio ambiente.
  • De cara a una futura venta también el aislamiento térmico también es un punto a favor, un comprador verá con buenos ojos todo este tipo de ventajas y lo que puede ahorrarse con este equipamiento.
Aceptar

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.