Empezamos el 2021 congelados. ¿Cómo no poner tanto la calefacción? Frío allí dónde vamos. ¿Desde cuando tanto frío en Sevilla?

El invierno trae consigo días más cortos y madrugadas frías. El costoso cambio de armario y no poder evitar taparnos al sentarnos en el sofá. Comidas calientes y olor a castañas en las calles de nuestras ciudades. Pero, ¿nuestras casas están preparadas para el frío? En Sevilla, cumbre del sol abrasador, sorprende decir que por aquí también hace frío. Aun así, hay gente que se niega a creerlo.

Volvemos a hacer hincapié en la importancia de la tranquilidad y el bienestar en nuestras casas. Llegar de la calle, fríos y con infinidad de capas… ¿y este frío dentro de casa?

La sensación de separar el exterior del interior de nuestro hogar. Sentir temperaturas agradables al entrar en casa, al irnos a dormir o al prepararnos el primer café del día.

No solo son unos grados más

Además de todo lo anterior y, teniendo en cuenta los tiempos que estamos viviendo, no debemos descartar la importancia del ahorro.

El elevado coste de la luz es cuestión sabida por todos. No podemos prescindir de su uso y aun así, intentamos economizar tanto en los tipos de bombillas que usamos, los electrodomésticos que compramos o, simplemente, no teniéndolo todo encendido.

Todos recordamos a nuestros padres preguntando que hacen tantas luces encendidas. Poco a poco lo vamos entendiendo.

Por tanto, no descuidamos nuestros hábitos para no tener sorpresas en la factura, ¿debemos cuidar la temperatura? Claro que sí. Las ventajas con numerosas. Y la comodidad no tiene precio.

Una inversión

Aislar nuestra casa es una inversión.

Hemos destacado el  confort que supone encontrarnos con una temperatura agradable al entrar en casa. Por otro lado, el ahorro en la factura de la luz. Pero no debemos olvidarnos de la prevención de humedades. Previene las humedades por condensación. Evitamos su aparición y protegemos contra mohos y hongos

Además, una vivienda aislada, proporciona al inmueble una revalorización. Tengamos en cuenta que, las viviendas precisan de un mantenimiento constante. Los materiales se deterioran, o incluso, si la construcción de antigua, la comodidad que buscamos tenemos que proporcionarla nosotros.

Otra ventaja aparentemente obvia es su efecto inmediato. Decidirse por aislar nuestro hogar, es tan sencillo como tomar la decisión. En nuestro caso, ofrecemos esta rapidez propia de la técnica y una inversión sin obras ni molestias. Por último, proporciona ciertas ventajas fiscales.  

Entonces, ¿hasta cuándo esperar? Valora las ventajas, pide presupuesto y piensa, en la comodidad que vas a conseguir. Lamentablemente, de la experiencia vivida recientemente, nos hemos visto obligados a estar más en casa. Se resume en aunar en el mismo espacio; trabajo, ocio y descanso.

“El tiempo está loco” y lo estará más. Cambio climático, aumento del nivel del mar, deforestación… hechos que están cambiando las temperaturas que creíamos estables. Mejor prevenir que curar.

Consulta sin compromiso y disfruta de tu hogar.

Aceptar

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.