En AislaHogar, empresa líder en aislamiento térmico en Sevilla, uno de los métodos que más utilizamos para llevar a cabo el aislante térmico de la vivienda es la lana de roca rockwool, esto se debe a las muchas propiedades positiva que aporta al hogar.

La lana de roca rockwool aporta una serie de fortalezas que nos otorgan un mayor bienestar, minimizando al máximo nuestro impacto en el medio ambiente y aumentando la seguridad.

Las rocas son el recurso más abundante que podemos encontrar en el planeta tierra, de hecho el ser humano se ha servido de él a lo largo de la historia para llevar a cabo sus objetivos, desde construcciones hasta obtención de minerales o combustibles.

Como un derivado precisamente de roca que es la lana de roca rockwool guarda dentro de sí siete fortalezas que mejoran nuestra vida:

  • La lana de roca rockwool es altamente resistente al fuego, lo contiene y evita su propagación, además no produce humos tóxicos. Esta característica la hace un material ideal para aislar edificios altos de muchas plantas en donde las vías de escape en caso de incendios son reducidas.
  • Propiedades térmicas: Posibilita el que haya una temperatura estable dentro de los espacios interiores, algo beneficioso para las personas y el medio ambiente. Produce un mejor ambiente de trabajo y proporciona un gran ahorro energético.
  • Prestaciones acústicas: Actualmente en las grandes ciudades como Sevilla la urbanización hace que las viviendas compartan espacios con infraestructuras como por ejemplo carreteras, esto provoca una alta acumulación de decibelios dentro de la casa. Al tener una alta densidad la lana de roca rockwool es altamente resistente a la circulación del aire y ofrece unas enormes propiedades de absorción y reducción de ruidos, su aislamiento acústico es enorme.
  • Robustez: El aislamiento rockwool mantiene intacta su rigidez, lo que lo hace muy resistentes a las agresiones como la compresión, humedad o cambios de temperatura y al paso del tiempo, esto proporciona a la infraestructura de los edificios una mayor durabilidad y ahorro de mantenimiento.
  • Es un material flexible, esto hace que su manipulación resulte fácil y que pueda adaptarse a las características estéticas de cualquier edificio.
  • Comportamiento al agua: La lana de roca rockwool puede diseñarse para absorber o repeler el agua según se desee.
  • La lana de roca puede reciclarse indefinidamente aprovechando al máximo los recursos del planeta, se puede retirar de los edificios que se van a reformar o demoler para ser tratada y volver a usarse posteriormente.

 

 

 

 

Aceptar

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.