Seguramente habrás pasado por alguna fachada y al levantar la vista has pensado... ¿quién vive ahí? Pues de entre todas las distribuciones de un edificio, existe una que genera amplio amor y odio por partes iguales: hablamos de los bajos. 

Las vistas desde la ventana del vecino del bajo; sí, dan a la calle. Y todo esto, en el mejor de los casos, ya que se puede dar e caso de bajos interiores, los cuales dan a los patios interiores. Sin especificar en cual de ellos nos encontramos; hablemos de ellos.

Una visión distinta

Seamos sinceros, un hogar será como lo queramos ver. Podemos fantasear siempre con un espacio más grande, mejores distribuciones, espectaculares vistas.. pero nunca habrá nada igual a nuestra casa y lo que ello implica.

Los bajos como ya he adelantado, generan amplio amor y odio y como en casi todo, tienen sus ventajas y desventajas. 

Refiriéndonos a estas últimas, su mayor desventaja son los ruidos. Se encuentran expuestos a un mayor contacto con el exterior por lo que los ruidos de los vehículos y el ir y venir de los viandantes es el pan de cada día. Por su ubicación, está más expuesto a las miradas curiosas de los que pasan por delante por lo que presenta menor intimidad.. Ya sabéis.. ¿quién vive ahí?

¿Vives en un lugar proprenso a las inundaciones? En este caso y por la ubicación del inmueble, es más factible que el agua entre, ya sea por la puerta o por los patios. Y hablado de patios.. ojo con los seres vivos curiosos que pretendan visitar tu hogar. 

Unido a esto, tenemos en cuenta el escaso acceso a la luz natural. Teniendo en cuenta el tipo de bajo que tengamos, las posibilidades de disfrutar de la luz natural son escasas. 

No hay altura pero hay...

¡No desesperes! Obviamente te exponemos las ventajas que presenta que no son para dejarlas pasar. Atenta:

No tienes ascensor y para los miedosos de él, es una excelente noticia. Esto además, puede exonerarte de el pago del mismo siendo “descontado” de alguna manera en las cuotas de la comunidad, mediando acuerdo previo en la comunidad. Ligado a esto, presenta, entonces, una mejor accesibilidad tanto para hacer la compra, traer maletas o entrar el carrito del bebé. 

Dejando a un lado el exterior; puedes disfrutar de un patio. En algunas distribuciones, los bajos son los poseedores del patio, dándote la posibilidad de tender, llenarlo de plantas o crear tu propio espacio para usos diversos al aire libre. 

Soluciona

Vistas las partes buenas y las menos buenas de vivir en un bajo, analicemos las soluciones que podemos dar.

Obviamente hay hechos que son indiscutibles: la altura o ausencia de ella es su factor característico. Pero si uno de los inconvenientes es el ruido; debe ser el menor de nuestro problemas. Cada vez más son los bajos que deciden por un correcto aislamiento. ¿Qúe ventajas presenta esto? Son inmediatas. 

  • Produce un aislamiento de los ruidos del exterior lo cual mejora el descanso y la tranquilidad diaria.
  • Favorece el mantenimiento del calor y frío dependiendo de la época del año, sintiéndose de manera notable en las facturas.

Un hogar se crea convirtiendo una casa en parte de nosotros, haciendo que cada día sea más nuestro. 

Categorías: Información

Aceptar

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.