Y es que en un abrir y cerrar de ojos, ya estamos a las puertas del verano 2021. Y pese a que todos los años nos repetimos lo caluroso que está siendo ese verano, lo cierto es que la estación lo exige: calor, calor y más calor. 

Optamos por varias opciones, dependiendo de las características personales, ya sea por el trabajo, la economía o a disponibilidad. Todos queremos huir a zonas más frescas; pasar el verano con la brisa del mar… pero no, no siempre es tan fácil.

Ahora, pensemos en los que tenemos que permanecer en ciudades como Sevilla… El sur de España se caracteriza por protagonizar las portadas de los tele diarios a causa de las temperaturas. Ahora… ¿Cómo lo afrontamos?

Un ojo de la cara

Recientemente, se han modificado las tarifas de la luz, diferenciando entre las horas punta, valle y llano. Las redes se han llenado de memes. ¿Pongo la lavadora a las 2 de la mañana? ¿Cuándo plancho? Y ahora el gran dilema.. ¿pongo el aire acondicionado?

Lo cierto es que el aire acondicionado es un electrodoméstico más en cada vez más cantidad de hogares. Permite a golpe de mando, enfriar una habitación en cuestión de minutos. Pero, su parte más dolosa; la próxima factura de la luz. 

Como sabemos que esta opción no está al alcance de todos o directamente, no es una opción a contemplar, te contamos algunos trucos para soportar de una forma más llevadera y económica el verano.

Ventilador

Podríamos decir que es el hermano pequeño del anterior. Aunque no aporte la frescura instantánea del aire acondicionado, es cierto que lleva acompañándonos durante mucho tiempo y no lo hace tan mal.

Podemos adquirirlo por precios bajos, teniendo en cuenta las características que estemos buscando. Mas o menos potencia; de techo o de suelo; más grande o más pequeño. Lo que si es cierto, es que su consumo es inferior al anterior, lo que supone un ahorro a final de mes. 

Hidratación

Parece obvio, pero nuestra temperatura corporal debe estar regulada. En épocas de altas temperaturas, mantener una constante hidratación es imprescindible. Puedes optar por refrescos, infusiones con hielo, batidos, zumos. Fruta fresca aprovechando las de temporada o, como es lógico, una buena botella de agua fresquita.

¡Tu cuerpo lo agradecerá!

¿Ropa de casa?

Efectivamente; nosotros hacemos cambio de armario y tu hogar también lo necesita.

Revisa todo aquello que te recuerda al invierno… mantas en el sofá, ropa de cama gruesa, cortinas tupidas, exceso de cojines… ¡Cambia! En verano necesitamos lo indispensable.

Además, muchas veces lo hemos nombrado pero… los cambios producen en nosotros, sensaciones de nuevas emociones, nuevos retos y experiencias. Empieza por tu hogar, refresca desde el interior y dale otro ambiente.

Crea corrientes

Evita que esté todo cerrado en las horas más frescas del día. Aprovecha que todavía el sol no se ha acomodado para ventilar y crear corrientes agradables.

Tanto las ventanas como las persianas ejercen como barrera para lo que ocurre en el exterior. Para una óptima ventilación:

  • Levanta persianas en las horas más frescas y bájalas en las horas punta.
  • Ventanas abiertas

Y sí, hay horas punta en las que el calor es insoportable. Como hemos dicho, en estas horas:

  • Ventanas abiertas
  • Persianas bajadas
  • Habitaciones muy calurosas en las que no vayamos a estar, preferiblemente cerradas

Electrodomésticos

Los electrodomésticos emiten calor ya que están funcionando continuamente conectados a una fuente de energía. Por eso mismo, el uso de algunos de ellos es preferible que sea en horario nocturno. Además, aprovechando los horarios establecidos por la nueva tarifa, nos va a suponer una ahorro en la factura.  

Aislamiento correcto

Los hogares mal aislados son incapaces de mantener temperaturas agradables y constantes en el interior. El sol reflejado en las fachadas se cuela hacia el interior haciendo que, por mucho que lo intentemos, las temperaturas se apoderen de nosotros.

El aislamiento permite mantener las temperaturas, aislarnos de los ruidos externos y, como no es menos, suponernos un ahorro económico y energético considerable. 

Consulta sin compromiso sobre sus ventajas, procedimientos y presupuestos.

Orientación de los muebles

Como hemos dicho, las paredes se calientan, lo que hace insufrible estar cerca de ellas. Por eso mismo, analiza el espacio de tu hogar.. ¿es posible cambiar la distribución? Aleja las zonas de descanso de estas fuentes de calor y procura liberar espacios para mejorar la ventilación. 

Luces apagadas

Aprovecha la iluminación de la bombilla más natural que existe… ¡el sol! Enciende las luces para lo indispensable y aprovecha la luz natural. Además, por si fuera poco, la luz natural crea ambientes agradables, hogareños y permite unas fotografías espectaculares. ¡Sácale partido!

Estos son algunos de los trucos de los que puedes tomar notar para ahorrar y no sufrir en el intento.

Colaboremos con el medio ambiente, evitando un uso desmedido de la energía y del consumo. Pensemos en el gasto económico y ¡deja de odiar el verano!

Categorías: Información

Aceptar

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.