El poder del lenguaje y la capacidad de crear conceptos distintos usando la misma palabra. Dejemos por un momento de hablar de reformas para mencionar la reforma que cambió la historia: La Reforma Protestante. 

Un cisma interno

Se conoce como Reforma protestante, al movimiento religioso dentro del cristianismo en el siglo XVI por un monje alemán, conocido como Martín Lutero.

Sus postulados produjeron un absoluto cisma en la iglesia católica, y dio origen a numerosas iglesias que hoy agrupamos bajo la denominación de protestantismo. Este acontecimiento cambio la historia de Europa.

Debemos contextualizar la época en la que nos encontramos. Estamos en una sociedad teocentrista, en la que la doctrina de la iglesia determinaba el pensar de la sociedad. El conocimiento de estas doctrinas, se basaban en el escuchar y entender aquello que se decía en las mismas, ya que la lectura de la Biblia estaba limitada a algunos, especialmente, aquellos que sabían y entendían el latín.

Martin Lutero era un monje católico agustino, escandalizado por la venta de indulgencias por parte de la Iglesia católica. Éste clavó en la iglesia de Wittenberh, 95 tesis a modo de crítica. Un desafío al poder de Roma. Esto ocurrió en 1517. Existen discrepancias sobre este hecho, ya que hay quien pone en duda que tal evento ocurriera de esta forma.

Noventa y cinco reproches

Lo que en realidad importa es el contenido de las 95 tesis. Eran una serie de proposiciones en forma de queja, con el propósito de reformar un aspecto algo turbio de la iglesia de entonces.

Pero, ¿Qué era la venta de indulgencias? La doctrina de las indulgencias era un concepto muy asentado en la mente de los católicos de la época. Esto aportaba grandes beneficios a las arcas de la iglesia. Se basaba en una forma de purgar los pecados que, como humanos, podemos cometer. Es decir, se consideraba que se podían purgar los pecados por medio de la penitencia es decir, uno de los siete sacramentos: lo que se traduce como la confesión de los pecados.

No todos los pecados podían ser purgados en vida, por lo que existía el purgatorio. Un estado transitorio entre el reino de los vivos y el reino de los cielos. En este lugar, se debía pasar un tiempo considerable para así, entrar al cielo como un humano libre de pecado. Ésta situación aterrorizaba a los habitantes católicos de la época. La figura de las indulgencias aparece aquí; te proporcionaba la posibilidad de evitar pasar esa temporada entre ambos reinos. A cambio de una cantidad de dinero, la iglesia de Roma, emitía una serie de documentos para así acortar o evitar pasar tiempo en ese espacio intermedio.

Esta venta de indulgencias era algo muy común en la época ya que, además de ser una fuente de ingresos de forma cotidiana, en esta época se estaba construyendo la Basílica de San Pedro del Vaticano.

Las 95 tesis de Lutero, criticaban fuertemente estos documentos. En 1519, tras la disputa de Leipzig, Lutero declaró lo que acabó siendo una de las bases del protestantismo: la Sola Scriptura. Abogaba por volver a los orígenes; es decir; todo lo que no estuviera en las sagradas escrituras no podía ser interpretado a voluntad. La Biblia estaba inspirada directamente por Dios. Por lo tanto, esta era la única fuente de la verdad. De esta forma, se dejaba en nada la idea del purgatorio, el cual no aparecía ni en el Antiguo ni en el Nuevo testamento. La idea central de estas tesis, era que los creyentes tenían que buscar el arrepentimiento a través de la fe y no a través de las obras o donaciones de dinero. Además, creía que no se necesitaba un intermediario como el Papa para comunicarse con Dios.

El éxito de la mano de la imprenta

Lutero supuso un incordio para la Iglesia y  en 1521 en papa emitió la Bula Decet Romanum Pontficem excomulgando a Lutero. A este hecho, se sumó Carlos I de España y V de Alemania, requiriendo su presencia. (Dieta de Worms 1521)

Para los católicos, Lutero era un hereje. Se prohibió la lectura de sus escritos, lo que provocó aún más propaganda a sus ideas. Junto a este hecho, apareció la figura de Johannes Gutenberg, el cual había inventado la imprenta unos años antes. La imprenta supuso un gran aliado para Lutero en lo que a su propaganda se refiere. A este, se le sumaron diversas personalidades como Calvino o el Monarca Enrique VIII, el cual aprovechó sus propias desavenencias con la Iglesia unidas a este movimiento para fundar la Iglesia Anglicana.

Tras la Dieta de Worms, Federico de Sajonia mandó capturar a Lutero para refugiarlo. Éste, tradujo la Biblia al alemán y desarrolló su doctrina reformista. Este episodio es importante, ya que para este príncipe alemán, era importante tener a Lutero de su parte, ya que suponía un fuerte empujón para desencadenar ese enfrentamiento entre las oligarquías alemanas y el emperador. Algunos príncipes alemanes no creían en el proyecto europeo y cristiano del emperador Carlos V, suponiendo una merma en lo que a sus poderes e influencias se trataba.

El material del Lutero, era una perfecta excusa para iniciar una guerra religiosa. La iglesia católica quedaba rota y la unificación alemana quedaba enquistada.

Mientras en Europa los países en guerra avanzaban hacia el estado moderno centralizado, Alemania se disgregaba en diferentes poderes locales alargando el sistema feudal. Tras una serie de guerras, este pulso entre Lutero y el Emperador, finaliza con la Paz de Augsburgo. El imperio de Carlos V quedaba dividido; los Luteranos y los Católicos. Los príncipes alemanes podían ahora elegir que confesión practicar en sus estados. Los súbditos de cada príncipe estaban obligados a procesar la religión que se impusiera, cuestión que distaba mucho de la supuesta libertad religiosa. La realidad es que la intolerancia religiosa dentro de los estados protestantes era verídica. Esta división no trajo precisamente el progreso. El sacro imperio se quedo anclado en la edad media hasta el siglo XIX. Pero, ¿cuál fue la reacción de la Iglesia católica tras la reforma protestante? La Contrarreforma católica.

Legado

Tanto la Reforma protestante como la consecuente reacción católica, la Contrarreforma, supusieron un importante desarrollo intelectual en Europa. Además por su traducción de la Biblia, Lutero es considerado además uno de los fundadores de la literatura en alemán.

El protestantismo supuso una reformulación de las relaciones entre Iglesia y Estado​ Católicos y protestantes sostuvieron entre sí terribles guerras religiosas. Un siglo después de las protestas de Lutero, una revuelta en provocó la guerra de los Treinta Años un conflicto entre católicos y protestantes que arrasó gran parte de Alemania. 

Categorías: Información

Aceptar

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.