Conocemos la fuerza del fuego. Es energía y puede ser
destrucción. Una fuente de calor, capaz de mantenernos vivos o
arrasar con todo lo que encuentra su paso.
El descubrimiento de fuego para el ser humano supuso la
posibilidad de tener luz en la oscuridad y calor para combatir el frío. Es capaz de convertir la materia en ceniza y cambiar el estado de los materiales.

Se llama fuego al conjunto de partículas o moléculas incandescentes de materia combustible, capaces de emitir calor y luz visible, producto de una reacción
química de oxidación acelerada.

Forma parte de los cuatro elementos concebidos en la antigüedad. Estos cuatro elementos representaban las formas que podía adquirir la materia. Fueron utilizados para explicar los comportamientos de la naturaleza. A su vez, es un elemento que ha tenido y tiene importancia en algunas culturas, simbolizando la
fuerza, vida y la energía, siendo para algunas culturas, incluso, un
elemento sagrado.

Poderoso e implacable

Estamos por tanto ante un elemento con una cantidad gigantesca
de energía y fuerza; capaz de convertirlo todo en cenizas,
simbolizando esto la capacidad de terminar con la existencia de los
elementos.  Y eso, es justo lo que buscamos evitar.

Sin olvidar lo anteriormente dicho, su importancia a lo largo de la
historia y en la cultura popular y mitológica, el fuego es peligroso si actúa de forma descontrolada.

En nuestro día a día, hacemos uso de él en distintas formas directa
e indirectamente. Es decir, estamos en contacto o próximos a
distintas fuentes de calor y de objetos de fácil combustión. Por
tanto, la prioridad al hacer uso de estas fuentes es: la precaución, la seguridad y la atención. Los descuidos pueden jugarnos malas;
pésimas jugadas.

Inversión en nuevos materiales

Por eso mismo, es importante estar atentos a distintos factores:

  • Mantenimiento correcto en tiempo y fecha de las instalaciones
  •  Evitar el contacto directo con los niños de llaves,
    encendedores o fuentes directas de fuego
  • Mantener las fuentes de gas butano en buen estado de
    conservación. 

Resulta imprescindible la prevención y la atención diaria a todo
aquello de lo que hacemos uso frecuentemente.
Pese a esto, existen los accidentes previsibles o no; lo importante
es poder controlarlos a tiempo. Gracias a los avances continuos en
el sector del aislamiento y de los materiales de construcción,
disponemos en la actualidad de materiales ignífugos. ¿Qué quiere decir? Pues que son materiales resistentes al fuego, y son utilizados tanto en los materiales de construcción de las estructuras como de sus componentes, funcionando como detención al avance del fuego. Detienen las llamas y frenan el avance.

Digamos que, las obras nuevas son más tendentes a que
incorporen dichas cualidades. La cuestión versa sobre aquellos
inmuebles que ya están construidos pero que queremos dotarlos de este extra de protección.

Aislamientos específicos

Los aislamientos realizados con materiales ignífugos se sitúan en paredes, suelos o puertas. De este modo, en el caso de sufrir un accidente n el que intervenga el fuego, este no se propagará a otras estancias, siendo mucho mas fácil de controlar además de darnos un margen considerable para avisar a los bomberos.

Como hemos dicho, la prevención es imprescindible pero no implacable. 

Además de reforzar el esqueleto de nuestra vivienda, podemos tener en cuenta otros elementos exteriores caracterizados por tener esta misma propiedad: resistencia al fuego. Por ejemplo, nombramos las cortinas, las alfombras y la pintura de las estancias. Son detalles existentes en muchas casas a modo decorativo, por lo que, tener en cuenta esta característica a la hora de escogerla puede darnos doble satisfacción: visual y de seguridad. 

En Aislahogar disponemos de materiales pensados en esto, cumpliendo con las necesidades imprescindibles para proteger y aislar correctamente tu hogar. Sus propiedades están pensadas para rellenar de tal forma los muros que separa el ruido, concentra el calor y evita la propagación del fuego.

Solicita información sin compromiso.

Y olvídate de preocupaciones.

Categorías: Información

Aceptar

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.