Con el aislamiento de lana de roca no solo se aísla la vivienda de las temperaturas, sino también del ruido indeseado.

Las grandes ciudades como Sevilla y sus alrededores suelen tener una gran aglomeración de carreteras, tráfico y personas que producen mucho ruido que entra dentro del interior de los hogares. Este ruido resultan bastante molestos y afectan en la mayoría de los casos a la concentración y la tranquilidad de los habitantes de la casa.

Con el aislamiento de lana de roca Rockwool que proporciona AislaHogar no solo protegerás tu hogar del frío o el calor, sino también de los decibelios provenientes del exterior de la vivienda.

Al tener una composición homogénea y porosa la lana de roca impide la entrada de sonidos a través de su estructura, debido a este factor se utiliza para aislar del ruido a suelos y paredes, pantallas acústicas, maquinaría ruidosa en sus alrededores e incluso estaciones en donde se coloca debajo de las vías del tren para que el sonido no se extienda.

El ruido del ambiente es algo a tener en cuenta, puede afectarnos de forma significativa en nuestra vida diaria y bajar nuestro rendimiento ya sea en el trabajo o en la escuela. También nuestro humor e incluso la salud pueden llegar a verse afectados con alteraciones del sueño, hipoacusia, zumbido en el oído, fatiga auditiva, depresión o irritabilidad entre otras muchas dolencias.

Estos motivos producen que sea necesario aislar acusticamente edificios de oficinas, gimnasios o industrias en donde la actividad realizada puede molestar a los demás o a los propios trabajadores.

Si desea eliminar ruidos del interior de su hogar, ganar en confort acústico dentro de su vivienda, mejorar el ambiente de trabajo en sus oficinas o evitar que el ruido salga o penetre en el edificio consulte a AislaHogar, en donde será informado con mayor detenimiento sobre las múltiples ventajas que puede traer para usted aislar su hogar.

whatsapp
WhatsApp We will respond as soon as possible
Aceptar

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.