Imagina que, cuando la movilidad lo permita y podamos tener una vida mas o menos normalizada, organizas tus vacaciones. Salir, despertarte en una cama y lugar diferentes. El tiempo que te mereces, por fin ha llegado.

Imagina otra situación. Viajas por trabajo y, volver a tu  hotel está entre tus cosas preferidas en ese momento. 

La reserva la has hecho a distancia y sin referencias. O, simplemente, era lo que se acoplaba a tu presupuesto. Era el más cercano al destino de tu viaje. Infinidad de motivos que te pueden llevar a escoger uno y otro.

Pongámonos en el otro extremo. Consigues ser propietario de un hostal después de mucho esfuerzo y estudio. O, por fin consigues ser la gerente de una gran cadena hotelera. 

Y ahora pensarás…¿qué puede perturbar estas situaciones? Al fin y al cabo, estamos utilizando unas instalaciones preparadas para recibir huéspedes de manera continua. Y, para el otro extremo, tenemos en cuenta todos los detalles imprescindibles para proporcionar una excelente estancia en las instalaciones. 

Pero, no debemos descuidar los aspectos que, a simple vista, pueden pasar desapercibidos.

Fallos que marcan la diferencia

pexels-photo-6944002
pexels-photo-6944004

Nos estamos refiriendo a los ruidos. A un habitáculo insuficientemente aislado acústicamente. Imagina los ruidos que se pueden producir a nuestro alrededor y cómo los recibimos.

Pueden venir de fuentes fijas como por ejemplo, algún tipo de instalación o local fijo próximo al hotel. O puede, como sucede en varias ocasiones, provenir de huéspedes colindantes. Vecinos de habitación molestos.

El frío. El calor constante en la habitación. Hablamos de un incorrecto aislamiento térmico. Ya sea por la ausencia de este o, por el paso del tiempo. Puede deberse a distintos elementos, no siempre controlables a simple vista. Ni capaces de ser percibidos por la simple visualización de las fotos del hotel.

Y ahora nos planteamos lo siguiente:

  ¿El confort qué es? ¿Dónde ponemos el mínimo?

Según la RAE ” Bienestar o comodidad material”.

photo-1531353826977-0941b4779a1c

Hasta ahí todo claro. Pero ahora pensemos más a nivel personal. Para muchos, el confort que buscamos cuando con mucha ilusión decidimos pasar tiempo libre en un sitio diferente a nuestra casa o cuando, dormir fuera de casa es una condición laboral necesaria, es conseguir la relajación necesaria para poder conciliar el sueño. Para poder dormir a pierna suelta.

No olvidemos la importancia del descanso. Éste influye tanto a nivel interior como exterior. No pegar ojo, se ve reflejado tanto en  el aspecto como en el humor. Por tanto, pernoctar en hoteles confortables puede verse truncado por la temperatura o los ruidos. 

Hablemos de ventajas

Las ventajas que presenta el aislamiento de un habitáculo son variadas y te nombramos algunas:

  • Mejoramos el inmueble de manera inmediata.
  • Alargamos su vida útil.
  • Revalorizamos el espacio
  • Proporciona un ahorro energético considerable si tenemos en cuenta la capacidad de mantener la temperatura deseada durante más tiempo.
  • Evitamos reclamaciones. Puede suponer un conflicto incómodo tanto para trabajadores como para los huéspedes sentirse en la necesidad de recriminar el exceso de ruidos a terceros.
  • La elección de buenos materiales y, ante todo, los más adecuados para cada situación, proporcionan una protección pasiva contra el fuego y resistencia a temperaturas altas. De este modo, frena la propagación del fuego y ayuda a ganar tiempo para las operaciones de rescate.
  • Proporcionamos al huésped una estancia agradable, cómoda, con la que guardar un buen recuerdo para repetir.
  • Escoger una empresa que asegure la realización del mejor tipo de aislamiento, según las necesidades del inmueble. Con un presupuesto detallado y asegurando que, con las mínimas molestias, lo consiguen rápidamente.

Excelente experiencia

Se trata de un bienestar recíproco entre las partes; e incluso, entre las partes y un tercero. Huésped, propietario e inmueble.

Aconsejamos a los interesados en revalorizar las estancias de sus hoteles, acudir a empresas con experiencia. En Aislahogar realizamos presupuestos adaptados a las necesidades exactas. 

Y, ante todo, disfruta de esas futuras vacaciones o de esa noche fuera de casa. Disfruta en sí, de cualquier instante.

Pronto saldremos de esta situación y viajar, volverá a ser uno de los mayores placeres.

Categorías: Información

Aceptar

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.