Buhardilla

1. Ventana que sobresale verticalmente en el tejado de una casa que sirve para dar luz o para salir al tejado. 2. Parte más alta de una casa, inmediata al tejado, que generalmente tiene el techo inclinado; se utiliza como vivienda, habitación o para guardar cosas que no se usan habitualmente.

La distribución de una vivienda, dependiendo del tipo de inmueble del que se trate, puede disponer de más o menos estancias.

Es común, hacer uso de la distribución por defecto; habitaciones, salón, cocina y baño. Y si tu casa dispone de buhardilla, esta es dedicada al almacenaje de todo aquello que por el momento no me sirve, lo que le guardamos a un familiar, aquello que no necesito pero no tiro y un largo etcétera. 

Y como la comodidad ya no es lo que se lleva, adentrarse en la infinidad de posibilidades que presenta un espacio suena apasionante. Te contamos cómo aprovechar y disfrutar de la parte más alta de tu casa. 

Todas las comodidades en las alturas

La buhardilla es un diamante en bruto. Tiene altura, por lo que implica posibilidades de luminosidad natural. Es espaciosa por lo que la distribución está menos limitada que en otros espacios. No tiene un objetivo fijo, por lo que en nuestra imaginación está el uso que le queremos dar. 

Por supuesto, todo con limitaciones: no es lo mismo una buhardilla con las mismas dimensiones que el resto de habitaciones, que aquella más pequeña y limitada. Pese a esto, repetimos la idea anterior: la limitación real la ponemos nosotros. Es aconsejable recurrir a profesionales, quienes son capaces de sacar el máximo partido a cualquier espacio, situando en el mismo espacio una sala de ocio y juegos o una de lectura.

Lo primero que tenemos que tener claro es: debe ser habitable. Con esto queremos decir que la cédula de habitabilidad debe estar en orden ya que las posibilidades de sufrir algún accidente o percance deben quedar lo más reducidas posibles. Para ello, los técnicos del ayuntamiento, deben verificar que se cumplen los requisitos de la misma para ser habitable. 

El paso siguiente es todo lo relacionado con las instalaciones de tuberías y desagües y cableado eléctrico. Puede que, en el momento de la construcción, estos elementos se tuvieran en cuenta. Para ello, rodéate de los mejores profesionales, quienes realizarán un estudio de las opciones existentes y viables para el uso de la misma. Recordemos que la prevención es indispensable para evitar futuras complicaciones. Es mejor conocer el estado del esqueleto de nuestro inmueble antes de lamentar males mayores.

Aislamiento primordial

Tengamos en cuenta que estamos en la parte mas alta de la casa. Esto es importante, ya que estamos en contacto con:

  • Lluvias
  • Exposición solar
  • Animales que pueden hacer parada en el tejado
  • Humedades
  • Nieve

Por tanto, en el momento de plantearnos hacer uso de ese espacio más allá que para almacenar recuerdos y muebles, esto es imprescindible.

Como hemos dicho en anteriores ocasiones, el aislamiento tiene múltiples beneficios, destacando:

  • Aislante térmico y acústico
  • Ahorro energético

Para este caso en concreto, realizar un aislamiento sin obras ni roturas es imprescindible debido a los posibles daños o debilidades que presente la estructura existente. Para ello, el aislamiento insuflado se realiza tanto desde el interior como desde el exterior de la vivienda. El aislamiento es insuflado por la boquilla de la manguera de la máquina de inyección. El material se introduce en la cavidad a través de perforaciones estratégicamente distribuidas en la fachada o en los tabiques. De forma rápida, sencilla y sin más molestias que el despliegue momentáneo de los materiales y maquinaria necesaria, es 24 horas tendrá un espacio más en su casa. 

Además, el beneficio es instantáneo: no necesita un espacio de tiempo para valorar sus beneficios; se notan al momento. La capacidad de mantener la temperatura, evadirse de los ruidos externos es su primera repercusión. 

La guinda del pastel es...

Decorar. Cambiar un espacio y convertirlo en otro distinto, solo necesitando imaginación, gusto y tiempo.

Una vez tengamos la buhardilla habitable y en perfecto estado de aislamiento; comienza la aventura, ya que puede servir para cuarto de juegos, sala de lectura, salón-comedor, librería, almacenaje con todas las comodidades…

Aconsejamos analizar previamente el espacio:

  • Distribución de las ventanas
  • Las distintas alturas
  • Conveniencia de colores para crear espacios más o menos luminosos
  • Enchufes 
  • Distribución de la entrada
  • Armonía con el resto de la vivienda, si es lo que se busca
  • Imaginar un espacio distinto, rompedor y dinámico.

Es el momento y no lo pienses más. Cada metro cuadrado de tu hogar cuenta y no deberían estar mal aprovechado. Consulta sin compromiso de las opciones y ventajas que podemos ofrecerte. Y, ¡adelante con la imaginación!

Categorías: Información

Aceptar

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.