Sabemos que cada estación del año se caracteriza por una serie de notas las cuales hacen que se diferencien entre si. En primavera florecen los árboles, en verano deslumbra el sol, el otoño se caen las hojas y en invierno bajan las temperaturas. 

Pero… ¿puede nevar en verano? La respuesta es: si quieres, sí. 

Un evento sacado de un sueño

Pongamos como ejemplo, uno de los eventos más recordados en la vida de aquellos que deciden embarcarse en la aventura del matrimonio. Distintas son las formas de realizarlo ya que, en la actualidad, tanto el matrimonio civil como el eclesiástico son los más comunes. Pero, dejando a un lado la forma y modo en el cual se formalizar esta unión, destaquemos el cómo queremos que sea. 

Y es que, de entre los miles de detalles a tener en cuenta, destacamos uno: la fecha. 

Decidir cuándo, en qué sitio y en que horario realizarla condiciona múltiples factores tales como la decoración, la vestimenta, la disponibilidad de los invitados y los lugares en los cuales celebrar el evento sin sufrir percances derivados por la climatología. 

Y aquí es donde se esconde el motivo principal de esta sorpresa… ¿quieres casarte en invierno pero no soportas el frío? ¿Te imaginas un decorado navideño en pleno agosto? Nosotros tenemos la solución. 

Nieve artificial

De entre los múltiples servicios que ofrece Aislahogar, uno de ellos se caracteriza por crear sensaciones. Mas allá de proporcionar un eficiente acondicionamiento de los hogares, los servicios se amplían hasta poder llevarte la nieve allí dónde la necesites. 

El sistema de proyección decorativa con nieve artificial, es capaz de crear espacios neutros en espacios nevados. 

De un material ecológico, no tóxico, de un perfecto color blanco nieve y de fácil limpieza, su misión es crear el efecto realista de la nieve caída de forma lenta y suave en una noche de invierno en la cual, al despertar, todo ha tomado un perfecto y armónico color blanco. 

Facilitamos la proyección de la nieve en las zonas precisas, debido al control de la distribución de la misma por parte de nuestros trabajadores, lo cual evitar una caída descontrolada. 

Ideal para eventos de toda clase, adecuado a las necesidades de los clientes, es capaz de materializar una idea y plasmarla en la superficie sin riesgos. 

La nieve supone un hecho más de la naturaleza con el cual quedarnos maravillados. Desprende ternura, recuerdos e irradia pureza. Para los amantes del invierno, supone recuerdos, nostalgia de tiempos pasados en los que lanzar bolas era la única misión. Nos evade a zonas soñadas, a miles de historias contadas desde la infancia. Supone un encuentro entre la naturaleza y el ser materializándose el cielo en las manos. 

¡Imaginación sin límites!

Como tantas veces hemos mencionado, la imaginación es un arma poderosa con la que podemos hacer grandes cosas. Sin estás pensando en una idea pero no la sientes viable… aquí te ayudamos a despejar esa duda. 

Consulta sin compromiso, expresa tu idea y permite que se haga realidad. 

Categorías: Información

Aceptar

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.