Los malos olores resultan incómodos. Y hablamos de todo tipo de olores; corporales, en la comida, en la telas, en la calle… en nuestra casa.

Algunos tienen fácil solución y existen cientos de productos pensados para eliminarlos. Uno de los mayores quebraderos de cabeza que se puede presentar en casa son malos olores en alguna de las estancias. Suele darse en aquellas más propensas a acumular humedad o las que tengan desagües. Aún así, las mascotas y el tabaco son factores que pueden producir esa sensación de olor desagradable cuando venimos de la calle y abrimos la puerta de casa. 

No te acostumbres a ellos

Los malos olores tienen una fuente de inicio. No son perpetuos ni forman parte de la estructura de la casa. 

Un buen aislamiento, nos permite evitar aquellos procedentes del exterior, al igual que evita los ruidos y permite mantener y controlar los climas internos de cada hogar. 

Por lo que refiere a los olores de las estancias, es importante averiguar la raíz de los mismos y erradicarlos.

Mal olor de los baños

Los baños pueden acumular una gran cantidad de humedad. Muchos de ellos, no disponen de ventanas por lo que una buena ventilación es indispensable. 

El inodoro, lavamanos y bañera/ducha pueden desprender olor de los desagües.

Ya sea por la antigüedad de las mismas o por una incorrecta limpieza, puede verse taponado por elementos externos. Cuidar aquello que se vierte a los desagües o eliminar la caída del pelo al ducharnos, evita futuros males. Si este es el problema principal, consigue un producto desatascador y guíate por las instrucciones del propio envase. Si esto no surte efecto; acude a un profesional ya que se puede tratar de una avería diferente.

Por otro lado, elementos como las toallas que tiene n su sitio fijo en estas estancias, pueden conservar durante más tiempo la humedad, provocando mal olor. Un lavado constante y recambio de las mismas, quitará esa fuente de olor. Lavarlas a altas temperaturas y todas juntas junto con productos especializados para eliminar olores, acabará con el problema.

Por último, la limpieza diaria del baño. Es una zona de uso habitual, propensa a concentrar bacterias por lo que es importante el uso de productos desinfectantes y antibacterianos. 

La ventilación es imprescindible. Si tienes ventana; ábrela y deja que corra el aire. No dejes las puertas cerradas ni permitas que se concentre el vapor de la ducha. Nunca está de más, adquirir ambientadores concentrados para espacios pequeños con aromas agradables, frescos y con olor a “limpio”. Proporcionará  sensación de limpieza y frescura.

Olores en la cocina

Los principales focos de mal olor en las cocinas suelen ser: el lavavajillas, la nevera y el fregadero.

El lavavajillas puede ser de los olores más desagradables ya que, además de percibirlo al abrirlo, lo notamos en el menaje de la cocina. Para ello es importante la limpieza de los filtros con productos especializados. Además, introducir la vajilla lo más limpia posible evita restos de comida moviéndose por el electrodoméstico. 

Existen ambientadores para lavavajillas, proporcionando un olor agradable que, junto con la ventilación al acabar el lavado, evitan que se concentre la humedad hasta la próxima carga.

 

En segundo lugar; la nevera. Puede que dejemos alimentos sin tapar, líquidos que se derraman o algunas frutas o verduras al final del cajón no aptas para el consumo. Se aconseja aprovechar antes de hacer la compra semanal, retirar todo aquello que siga y limpiarla a fondo por dentro. Tanto las baldas como los cajones acumulan agua, suciedad y comida. Agua caliente y jabón o, algún producto especializado debe ser suficiente.

Resulta obvio pero, los cubos de basura no son tan inteligentes como pensamos. Cumplimos poniendo las bolsas del tamaño adecuado y bajándola a la hora estimada pero no es suficiente. Se puede dar alguna fisura en las bolsas, un alimentos que no se ha introducido correctamente o los propios vapores de la descomposición. 

Especialmente el de la basura orgánica, se aconseja lavarlo con agua bien caliente y algún producto desinfectante una vez a la semana y, secarlo completamente antes de su uso. 

Por último, el fregadero, en el caso de no disponer de lavavajillas. Se puede acumular vajilla durante días (aunque por favor, evitémoslo) o, aunque sea diario, pueden quedar restos de comida e incluso, atascarse. Optaríamos por la misma solución que en el baño; un producto desatascador o, en su defecto, acudir a un profesional.

Si en tu casa de fuma...

Si has decidido que en tu casa sí que se permite fumar: debes tener precauciones.

En primer lugar; cuidado con las colillas mal apagadas. Pueden ser fuente de llama si entra en contacto con alguna superficie inflamable. 

Los ceniceros se vacían y se limpian. No duran eternamente y dejarlos en las mesas, hace que el olor sea más denso y fuerte.

La ventilación es imprescindible. Tanto durante como después. El olor del tabaco es especialista en adherirse a los tejidos y así, impregnar tanto tu ropa, como sábanas, mantas o cortinas. 

Hazte con ambientadores. Existen algunos especializados en olores como el tabaco, pero con un cuidado constante, tanto las velas, como el incienso son tus grandes aliados. 

Las temidas humedades

Lo más importante, es averiguar el foco. Puede venir del techo o provenir de las paredes. Una vez averiguado esto, encontrar la fuente. Acudir a profesionales para un buen diagnóstico es imprescindible para encontrar el foco y actuar cuanto antes. 

Además, una vez subsanado, es aconsejable efectuar un aislamiento de las zonas afectadas puesto que, la zona es propensa a esa condensación de agua. 

Pero, si es un olor leve, en el ambiente, te podemos dar algunas ideas como:

  • Ventila el espacio cada día, sin excepción.
  • Hazte con un deshumidificador.
  • Velas perfumadas o incienso pueden ayudar, pero no erradicarlo.

Consulta con profesionales, y deja en sus manos el bienestar de tu hogar. Pregunta sin compromiso como te podemos ayudar a solucionarlos.

Categorías: Información

Aceptar

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.