Desde hace unos días, estamos siendo testigos de los efectos devastadores de la propia fuerza de la naturaleza. El volcán situado en la zona de Cumbre vieja en La Palma, entró en erupción el pasado Domingo después de una serie de enjambres sísmicos producidos desde hace unas semanas.

La situación se está tornando peligrosa y preocupante para los habitantes de la zona, sus bienes y animales. El recorrido de la lava en busca del mar, incorpora inevitablemente el destrozo y el arrasamiento de todo aquello que encuentra a su paso. 

La población de la zona afectada, ha sido desalojada y reubicada de la mejor forma posible para no hacer peligrar sus vidas. Pese a esto, y pese a la actuación de los miembros de la guardia civil, protección civil, policía nacional y bomberos, las dudas y la preocupación entre los habitantes es completamente comprensible.

Se trata de una erupción...

Y no de la primera, sino de la octava que sufre la isla desde el siglo XV. 

Consta de dos fisuras alineadas de norte a sur, con una separación entre sí de 200 metros, teniendo varios puntos de emisión. El avance de la lava en un principio, se apreciaba considerablemente rápido por lo que la expectativa de su llegada al mar se vaticinaba para el lunes. Actualmente, se ha reducido la velocidad de la misma por lo que, el esperado momento de su llegada al mar se verá retrasado.

¿Por qué la importancia de su llegada al mar? Por los gases y las consecuencias para la población que esto produce y a lo que hay que estar especialmente preparado tanto mental como físicamente. El contacto de la lava con el mar y su posterior solidificación produce una serie de gases irritantes para las mucosas y para la piel. La población, para ese momento, debe contar con todas las precauciones posibles. 

Precauciones

De entre los distintos peligros a los que se ve expuesta la población de la isla, tenemos en cuenta que el avance de la lava letal. Se lleva por delante todo aquello que el ser humano ha ido construyendo siendo un hogar para muchas familias, a su vez que no detiene al paso de cultivos y campos. 

Por otro lado, la presencia de la ceniza volcánica es otra de las cuestiones que están siendo tratadas como urgentes para evitar daños en la salud de la población. 

La ceniza volcánica es una composición de partículas de roca y mineral muy fina, expandidas por una apertura volcánica. Debido a esto y a la situación actual vivida en la isla, se están dando las siguientes recomendaciones:

  • Tapar los recipientes de agua
  • Cerrar puertas y ventanas
  • No dejar alimentos a la intemperie
  • Proteger nariz y boca al salir
  • No realizar actividades físicas al aire libre
  • Seguir la información oficial

El tipo de erupción que se ha dado en La Palma, se denomina estromboliana, además de fisural. Este tipo de comportamiento volcánico se caracteriza porque viene seguida de frecuentes explosiones. La lava fluye hacia la superficie, no siendo muy densa y acompañada de gran cantidad de gases. 

Responsabilidad

Aceptamos que gran cantidad de los males del mundo, los producimos los humanos. Somos conscientes de ello y por eso mismo, se realizan campañas de concienciación para pailar los efectos que en muchos casos están resultando irremediables, como puede ser el caso del Mar menor. 

En este caso, la energía de la propia tierra está saliendo, creando y a la vez destruyendo terreno. En medio de este cambio natural, de estos movimientos originarios, el ser humano ha creado su propia forma de convivir con el medio. Construimos hogares, formamos campos de cultivo y criamos y cuidamos a nuestros animales. En situaciones así, excepcionales, la denominación de desastre natural ayuda a que las pérdidas sean menos dolorosas económicamente ya que, sentimentalmente, lo perdido queda tapado bajo centímetros de lava. 

Fuentes del sector de las aseguradoras, han afirmado que el Consorcio de Compensación se Seguros es quién se hace cargo de estas situaciones.  Se trata de un organismo público que funciona como una aseguradora ante daños causados por hechos extraordinarios. Ahora bien, todo esto, con puntualizaciones. 

NOTA INFORMATIVA CCS

Publicado hoy, 21 de Septiembre de 2021, desde la página del Ministerio de asuntos económicos y transformación digital, resumimos los puntos expuestos por el CCS en lo referente a “ la indemnización de los daños por erupción volcánica”. En ella, extraemos consideraciones informativas y clarificadoras para el público en general y los asegurados en particular ya que la tasación de los desperfectos todavía no es posible efectuarla ya que los destrozos producidos por la erupción son todavía provisionales puesto a que el avance continua. 

En la nota publicada, se vuelve a mencionar que la situación no ha concluido por lo que los peritos no tienen todavía acceso a las zonas, siendo sus valoraciones meras observaciones superficiales. 

El documento que consta de 8 puntos, especifica los siguiente:

  1. La erupción volcánica sí se encuentra entre los fenómenos aceptados para la consideración legal de “riesgo extraordinario” cuyos daños sí son cubiertos por este consorcio.
  2. Como tal, el CCS asume directamente con sus medios la gestión y el pago de las solicitudes que reciba de indemnización. Para ello se precisa de una previa valoración de los daños producidos y los que continúen produciéndose.
  3. Exponen los requisitos para la solicitud: estar asegurado de forma privada y estar al corriente de pago en el momento de la erupción. 
  4. La indemnización consta de los daños a las personas y los bienes, siendo estos abarcables desde las viviendas a los vehículos, entre otros. 
  5. Se indemnizará en función a los capitales asegurados y las cláusulas del contrato de seguro.
  6. Se engloban tanto los daños materiales como los inmateriales derivados de la situación, como pérdida de alquileres o gastos de alojamiento. 
  7. En cuanto a la solicitud, puede ser efectuada por el asegurado, aseguradora o mediador. 
  8. Se registrarán y gestionarán las solicitudes pese a que transcurra el tiempo legal de 7 días previstos desde la producción del año. Por tanto, no se atienen a ese plazo.

¿Y el daño moral?

En muchas de las entradas de este blog, hemos hecho mención a la consideración de la palabra hogar. Es más que un inmueble situado en un determinado terreno con la consideración de vivienda habitual. Es más que eso; son recuerdos, vivencias, tiempo y dinero invertido entre cuatro paredes. Cientos de familias lo están perdiendo todo por la fuerza de la naturaleza. No perdamos de vista el daño moral ya que, lo que el tiempo da y quita, la mente lo recuerda. 

¡FUERZA!

Categorías: Información

Aceptar

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.